Electro Estimulación Deportiva
Noticias
Preguntas Frecuentes
Estamos a tu disposición en el
957-27-67-08
 

INCLUYE CD-ROM
¡¡¡ PUBLICA TUS NOTICIAS Y CAMPEONATOS !!!
   

Pierre Rabischong, director del proyecto Levántate y anda.

Actualización de las Aplicaciones de la Estimulación Eléctrica

Abarca áreas tan diversas como la cardiología, neurología y rehabilitación
La electroestimulación consolida su posición en la práctica clínica


La electroestimulación funcional es una técnica que irrumpió hace 40 años en la práctica clínica y a la que cada día se le encuentran nuevas aplicaciones. Uno de los futuros campos es el de restaurar la deambulación en tetrapléjicos, en el que el pasado lunes se presentaron en Bruselas los resultados preliminares del proyecto europeo Levántate y anda, que han sido admitidos con alabanzas y cierta cautela por la comunidad científica.

La electroestimulación ha demostrado su utilidad en cardiología, para el control de la incontinencia urinaria y fecal (incluso en lesionados medulares), para la rehabilitación en procesos neurológicos y para el control del dolor.

Pero si existe un posible campo de aplicación que suscite un mayor interés, tanto por parte del público general como de la clase médica, es en la restauración de los movimientos en los lesionados medulares, tal como ha quedado demostrado esta semana con la presentación en Bruselas de tres parapléjicos capaces de mover, gracias a los impulsos eléctricos, sus extremidades paralizadas. Son los primeros casos del proyecto europeo Levántate y Anda que, capitaneado por el profesor Pierre Rabischong, de la Universidad de Montpellier, comenzó en 1992 bajo la financiación de la Comisión Europea y diversas empresas del Reino Unido, Alemania y Francia.

Experiencias previas

Aunque éstos hayan sido los casos más difundidos por la prensa, ya existen otros antecedentes en esta línea. En 1993, el Hospital Juan Canalejo, de La Coruña, introdujo en España el sistema Parastep, aprobado por la FDA, para su aplicación en determinados lesionados medulares, aunque el propio hospital advirtió que era un sistema "en fase de experimentación clínica". En el Parastep los electrodos se conectan sobre el cuádriceps y el nervio peroneo por debajo de la rodilla. El enfermo, desde la posición de sentado y mediante el control de un interruptor manual conectado a un andador estándar, envía la orden para la estimulación del cuádriceps, con lo que se produce una contracción y, en consecuencia, la bipedestación. Mediante un sistema computerizado se consigue una marcha robotizada.

Entonces, al igual que ahora han destacado los responsables del proyecto europeo, los expertos advertían que "no se debe considerar este sistema como sustitutorio de la silla de ruedas".

Jesús Mazaira, del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, centro que ha manifestado su intención de participar en el proyecto europeo, ha señalado que "esta técnica no es nueva. Hace ocho años nuestro hospital hizo una demostración similar y desde entonces hemos trabajado con los especialista europeos".

Javier Colás, director general de Medtronic Ibérica, filial de la compañía americana con más de 50 años de experiencia de aplicación de la electroestimulación en diferentes campos, ha elogiado el proyecto dirigido por Rabischong, aunque "estamos muy lejos de creer que vaya a ser una realidad cercana".

Y Alberto de Pinto, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares, ha llamado a la prudencia frente a estos resultados, que "no sirven para todos los parapléjicos".

Corrientes revitalizadoras

La electroestimulación se utiliza en la clínica en un gran número de procesos. El procedimiento consiste en la implantación de unos electrodos en las zonas que se deben estimular con corrientes eléctricas procedentes de un neuroestimulador. La intensidad de la corriente es variable, dependiendo de las necesidades del paciente. Ya está instaurada en las siguientes áreas:

- Tratamiento de las alteraciones del ritmo cardiaco (taquicardia y bradicardia).

- Tratamiento del dolor crónico oncológico, isquemia y angina refractaria: estimula la médula espinal y bloquea la sensación de dolor.

- Control del temblor en el Parkinson: activación de zonas profundas del cerebro.

- Mejorar la presión de la mano hemipléjica.

- Control anal y de la vejiga neurógena.

- Reducir la espasticidad en hemipléjicos crónicos, para aumentar la fuerza muscular y para la subluxación de hombro.

- Mejorar la fertilidad en lesionados medulares mediante vibroestimulación mecánica y electroeyaculación.

También se está investigando la utilidad de la estimulación eléctrica en la apnea del sueño, control de la obesidad, Alzheimer y depresión.

A. GÓMEZ
Fuente: Diariomédico.com
Compex® proveedor exclusivo de:

|  
¿Quiénes somos?
   |   ¿ Qué es la ElectroEstimulación ?   |   Programas   |   Consejos prácticos   |   Noticias   |


Copyright © 2001 Jacinto Bracero. Todos los derechos reservados
Telf.: 957-08-42-03 / 657-095-357
Fax: 957-27-67-08
Córdoba-España